Este programa permite que anfitriones puedan ofrecer alojamiento temporero libre de costo a las personas desplazadas por los terremotos y a los trabajadores de socorro en Puerto Rico.