Así como las redes sociales se han convertido en un tema frecuente de discusión e incluso hackeo de cuentas entre las parejas, los móviles también se han convertido en herramientas potencialmente peligrosas. Hoy en día es relativamente fácil instalar apps para espiar a otras personas, así que debes estar muy atento si notas alguno de estos síntomas en tu dispositivo:

El primero es un consumo inusual de batería, pues la aplicación se ejecuta constantemente. Esto implica también que para poder transmitir información utilizará tu data plan, por lo que es importante estar alerta frente a consumos anormales.

Por otro lado, es posible que notes también parpadeos en la pantalla como si recibieras un mensaje de texto o ruidos extraños durante casi todas las llamadas o eco, lo cual es una señal muy segura de que se está monitoreando.

 

 

Imagen cortesía de Johan Larsson (Flickr.com), licencia CC BY 2.0

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here